curso mantenimiento de motores

Curso online / Con certificación / Clases en vivo

- 2 de diciembre -

Hidrógeno y amoniaco: combustibles del futuro para buques

El amoniaco y el hidrógeno verde tienen mayor futuro como combustible para los buques, cumpliendo con los objetivos de la Estrategia Inicial de la OMI, la cual pretende reducir las emisiones de CO2 en el transporte marítimo internacional en al menos un 40% en el 2030 y 70 % para el 2050, comparado con los niveles del 2008.

Después de la implementación de la normativa IMO 2020, la cual limita el contenido de azufre en los combustibles empleados en los buques, algunas compañías decidieron usar un combustible con bajo azufre (LSFO) en sus buques para cumplir con la normativa.

No obstante, el problema con el uso de LSFO, es que posee entre 10 a 85% más emisiones de carbono negro que el combustible pesado, considerando que el carbono negro es el segundo factor causante del calentamiento global.

Es por eso, que muchas compañías de la industria han optado por usar un combustible que realmente sea limpio, como el amoniaco y el hidrógeno verde.

A medida que la industria del transporte marítimo reduce las emisiones de GEI, se pronostica que el hidrógeno y el amoniaco sean las principales alternativas para el 2050 como propulsión de los buques.

AMONIACO

La combustión del amoniaco (NH3) emite solamente nitrógeno y agua. El amoniaco se puede producir con la electrolisis del agua alimentado con energía renovables (amoniaco verde), sin embargo, la emisión cero de CO2 solo podría resultar cuando su producción sea con energías renovables.

Para que el amoniaco se encuentre en estado liquido para su almacenamiento y transporte, se tiene que mantener a menos de -33ºC, además requiere extrema precaución en su uso, ya que es altamente toxico.

Un problema que existe, es en su producción,ya que para satisfacer la demanda de la flota mundial, requerirá el doble de su producción actual.

Según el Registro Coreano, la totalidad de la capacidad instalada de energía solar y eólica en todo el mundo, solo alimentaría el 20% de la flota mercante mundial.

AMONIACO

El hidrógeno es el elemento más abundante del universo, no emite CO2 en su producción, almacenamiento y transporte, y contiene 3 veces más energía por unidad de peso que la gasolina.

Al igual que el amoniaco, el hidrógeno solo podría resultar cuando su procesos en su producción sean alimentados con energías renovables.

El hidrógeno como propulsión en los buques, funciona con pilas de combustibles, las cuales convierten la energía química del hidrógeno en electricidad a través de una reacción electroquímica, al convertir el combustible directamente en electricidad, calor y agua limpia, para alimentar un motor eléctrico, la cual mueve las hélices.

Sin embargo, su almacenamiento es complicado, ya que para mantenerlo en estado liquido debe estar a menos de -253ºC.

Así también, para satisfacer la demanda de la flota mercante mundial requería más de la capacidad actual de energía eólica y solar.

Muchas compañía han decidió comenzar a desarrollar esta alternativa para la descarbonización del transporte marítimo, como Global Energy Ventures, Korean Shipbuilding and Engineering, entre otras.

Por otro lado, algunos puertos se encuentran colaborando con una transición hacia una economía de hidrógeno bajo el nombre de Hydroportsm, como el Puerto de Den Helder y los puertos de Groningen.

El puerto de Ámsterdam, pretende crear una planta de hidrógeno azul en Den Helder, así también, el Puerto de Bilbao tiene un terreno para construir una planta de combustible a partir de hidrógeno verde.

GAS NATURAL (GNL)

La combustión del GNL produce 20% menos de CO2 que el combustible pesado, tiende a no emitir material particulado, y no emite SO2 ni NOx.

No obstante, no es el combustible perfecto, ya que los busques propulsados por GNL pueden emitir más CO2 que los buques con combustible pesado (HFO), debido a que al sumar el CO2 que se produce en el proceso de extracción y licuefación, lo supera.

El uso del GNL no tiene los mismo beneficios que el amoniaco, así mismo, su uso requerirá una amplia y costosa infraestructura, y cuando se haya logrado, es muy probable que el GNL no sea una buena opción.

Además, se limitará únicamente a nuevas construcciones de buques, ya que los motores diesel no pueden quemar el GNL.

Actualmente compañías como Hapan-Lloyd, NYK, CMA CGM, entre otras, tienen buques propulsados con GNL, donde sus rutas cuentan con una infraestructura de suministro de GNL, no obstante, el uso de GNL tiene un papel limitado en la descabonización del transporte marítimo.

Sin embargo, el GNL puede impulsar la producción comercial del amoniaco e hidrógeno, colaborando con los objetivos de la OMI para el 2050.

UNIÓN EUROPEA SOBRE EL HIDRÓGENO Y AMONIACO

Diferentes organizaciones del transporte marítimo, como la asociación Hydrogen Europe, la sociedad clasificadora Lloyd’s Register y el comerciante de materias primas Trafigura, pidieron a la Comisión Europea que utilice la iniciativa FuelEU Maritime para estimular el despliegue de hidrógeno y amoniaco verde para el transporte marítimo.

En la carta dirigida a la Comisión Europea dice:

«Con el fin de ofrecer una transición verde sostenible, escalable y rentable para el transporte marítimo, los signatarios piden a la Comisión Europea que estimule en el marco de la iniciativa FuelEU Maritime el despliegue de hidrógeno y amoniaco ecológicos para el transporte marítimo. Hay muchos combustibles alternativos potenciales para el transporte marítimo, pero no todos son igualmente prometedores. Los biocombustibles basados en cultivos son más dañinos que los combustibles fósiles ”

Fuentes:

  • Bannon E. (2021). Future of shipping fuel is green hydrogen and ammonia, industry groups tell EU. www.transportenvironment.org

  • Safety4Sea (2021). Industry players: Future of shipping fuel is green hydrogen and ammonia. safety4sea.com

  • PortalPortuario (2020). Hidrógeno, Amoniaco y GNL se perfilan como los combustibles marinos del futuro. portalportuario.cl

  • Mundo Marítimo (2021). Líneas navieras y las rutas tomadas rumbo a la descarbonización. www.mundomaritimo.cl